La más temible boca en el mundo pertenece a una especie de tortuga - POP-PICTURE
Menu

La más temible boca en el mundo pertenece a una especie de tortuga

La más temible boca en el mundo pertenece a una especie de tortuga

Aquí esta una especie de tortuga que no querrás besar. Créeme, la tortuga baula puede parecer adorable e inofensiva, pero lo que está al acecho detrás de su cara bonita es un conjunto de dientes asesinos, haciendo de su boca uno de los más temibles en el mundo. Cientos de estos dientes irregulares como estalactitas llamados "papilas" se alinean en la boca y el esófago de la tortuga, llegando hasta el intestino. Sólo tienes que verlo para creerlo.

La tortuga baula es el tercer reptil viviente más grande del mundo, y también es la más grande de las tortugas. En realidad es una criatura bastante dócil, con una dieta que consiste principalmente de medusas. De hecho, la única razón por la que se pone tan grande es porque come un sorprendentemente gran número de medusas de lento movimiento. A veces, la tortuga baula consumen alrededor del 73 por ciento de su propio peso corporal en un solo día, que es cerca de 16.000 calorías y de tres a siete veces más de lo que necesita para sobrevivir.

Imagen superior: imgur

Imagen: pryf livejournal

¿Para qué necesita un conjunto de dientes asesinos esta máquina de comer medusas, te preguntarás? Bueno, los dientes le dan una ventaja evolutiva. Las fuertes y puntiagudas papilas realmente previenen que el gelatinoso animal se escape flotando de nuevo fuera su boca.

Ahora, si estás pensando que la descomunal tortuga no hace más que comer y descansar todo el día, te equivocas. La tortuga baula es una especie migratoria, que viaja más de 10.000 kilómetros al año. Se necesita toda la energía que puede para llegar a cubrir distancias tan grandes. Y puesto que las medusas no son exactamente los alimentos que te aumentan la energía, la mejor apuesta de la tortuga baula es rellenar su cara con la mayor cantidad de medusas como puede gestionar en una sola vez.

Desafortunadamente, a pesar de tener un sistema digestivo brillantemente diseñada, la tortuga baula es incapaz de diferenciar entre las medusas y la basura de plástico flotando en el agua que se queda atascado en su enorme papilas. Esto se está convirtiendo en una gran causa de preocupación, ya que la fascinante criatura se enfrenta a la extinción. Se hacen serios esfuerzos para preservar la especie y esperemos que lo consigan.

Imagen: Wikipedia

Imagen: desconocida

Imagen: Science Based Life

Comparte esto: